<< Origen del nombre de las calles

Otto Ballod
Aviador Suizo. Radicado en Argentina estableció numerosos records en aviación.
El 9 de diciembre de 1923 establece un nuevo record de velocidad en La Plata, con una marca de 253 km/h en un biplano Fokker C IV.
El 19 de Enero de 1924 en Buenos Aires, el Record Mundial de Altura con carga. Fue el Primer Piloto del Vuelo sin motor en la Argentina.
El 23 de diciembre de 1924, Organizado por el Aero Club Argentino se lleva a cabo un concurso de vuelo a vela, para el que se instituyó un premio denominado "La Prensa".


Fokker C IV

En dicho concurso intervino como único inscripto el piloto Otto Ballod, secundado por los ingenieros Desiderio Biro y Juan Antonio Fernández.
En circunstancias en que Ballod era lanzado en vuelo, en el planeador "Regína", sufrió un accidente de consecuencias fatales.

Alberto Macías
El 21 de Noviembre 1909 Se realiza una carrera aerostática de la que participan los aeróstatos "Huracán" piloteado por Jorge Newbery llevando como acompañante al ingeniero Alberto Mascías y el "Patriota" piloteado por Felipe Madariaga con Eduardo Bradley y Alfredo Palacios de acompañantes.
Ambos esféricos parten desde la ciudad de La Plata, resultando ganador el "Huracán", que llega hasta Tapiales con una duración de vuelo de 2:10 horas.
La actividad aérea de Mascías seguiría prolíficamente.

Bleriot IX

Realiza el "Primer desfile aéreo militar sobre Buenos Aires" llevado a cabo el 25 Mayo de 1913 junto al ingeniero Jorge Newbery y los tenientes Alfredo S. Agneta y Raúl E. Goubat, sobre el Hipódromo Argentino (Palermo) en homenaje al centenario de la Patria.17 de Noviembre de1913.
Efectuando vuelos de altura, Mascías se eleva en El Palomar a 3.600 metros, en un Bleriot XII, el 08 Diciembre de 1912 efectúa un vuelo de altura partiendo desde El Palomar llega a Luján a 3.000 metros de altura, en el mono plano Bleriot XI el 05 Diciembre de 1911 efectúa en el aeróstato "Cóndor" una ascensión elevándose en Belgrano a las 11:30 horas y descendiendo en La Colina en la mañana del día siguiente.

Otto Lilienthal

La ilusión de volar es tan antigua como la humanidad.
Uno de los mitos griegos habla de Ícaro, el hijo de Dédalo que, provisto de alas de plumas pegadas con cera, se acercó demasiado al sol y cayó al mar al derretirse la cera.
El primer hombre que voló fue el fabricante alemán Otto Lilienthal.
El ciudadano berlinés estudió el plumaje de las cigüeñas para descubrir el secreto del vuelo del ave. Otto Lilienthal comenzó a construir en 1891 su primer planeador, un monoplano de bambú y fina lona.


Otto Lilienthal a punto de lanzarse al vacío

El propio inventor probaba el aparato, lanzándose desde tejados y colinas. A los pocos meses volaba más de 400 metros.
Conducía su artefacto exclusivamente alterando el punto de gravitación con el balanceo de su cuerpo. Era valeroso y poseía habilidades acrobáticas. Lilienthal se estrelló y murió el 9 de agosto de 1896, cuando realizaba su vuelo número 2000.
Falleció en la Clinica de Berlin a la que fué conducido con la columna vertebral rota, siendo sus últimas palabras "Es necesario que haya sacrificios”

Félix Origone
El primer mártir de la Aviación Militar Argentina fue el teniente Manuel Félix Origone.

El 19 de Enero de 1913 participaba en un vuelo cuya meta era Mar del Plata junto con los aviadores Fels, Castaibert y Lubbe.

El día no era muy favorable para el mencionado vuelo, no obstante se realizó.
El teniente Origone afrentó con intrepidez una zona de turbulencias a la altura de Domselaar, luchó, pero no pudo contrarrestar la situación y una racha de viento de extremada violencia precipitó el frágil Bleriot, causándole la muerte instantánea a su piloto, convirtiéndose en la primera víctima de la Aviación Militar Argentina. Se fija el día 19 de enero de cada año, como "Día de los Muertos de la Aviación Militar", en memoria de su primer mártir, el Tte. Piloto Aviador Manuel Félix Origone, quien perdiera abnegadamente su vida en esta fecha

Eduardo Bradley

El 24 de Junio de 1916, el aviador Eduardo Bradley, en compañía del Capitán Ángel María Zuloaga conquistan la Cordillera de Los Andes, al realizar la primera travesía en un globo, el "Eduardo Newbery", con el que cargado de hidrógeno, partieron de Santiago (Chile), para sobrevolar las altas cumbres y arribar a Uspallata (Argentina) en 3 hs. 30 min., luego de alcanzar una altura de 8.100 m. y soportar temperaturas del orden de los 30 grados bajo cero, marcando una hazaña aérea mundial única, que se mantuvo invicta por 62 años y cuya barquilla, se encuentra en exhibición en el Museo nacional de Aeronáutica (Buenos Aires).

 

Max Immelmann

Fue uno de los primeros ases alemanes de la primera Guerra Mundial, piloteó el Fokker E-II, aterrorizando a los pilotos aliados en los primeros momentos de la guerra utilizando una maniobra que consistía en pasar frente al enemigo a menor altitud y luego realizar un medio loop (media vuelta), para quedar detrás del mismo y tenerlo a merced de sus ametralladoras.

Esta maniobra sigue siendo enseñada a los pilotos militares en todo el mundo y se conoce mundialmente como "Rizo Immelmann”, en honor a su creador.

Murió al estrellarse en el frente de batalla, como tantos otros pioneros de la aviación mundial.

Carl Gablenz

Piloto Alemán de la línea área comercial de su país Lufthansa. Desde el año 1937 en que era copiloto en los Junkers JU 52 comienza a desarrollar la idea de implementar vuelos comerciales de pasajeros y carga sobre el Océano Atlántico norte, uniendo a las principales capitales europeas con Estados Unidos.

Su tesón y empeño en demostrar la factibilidad de dicho proyecto lo convirtieron en su principal impulsor.
Alemania hoy le rinde homenaje bautizando a la calle donde se encuentra la sede de Lufthansa con su nombre.

Vito Palazzo

Nació en la ciudad de Tucumán, era parte de una familia humilde. Guiado por la admiración de su hermano Próspero, Palazzo se convirtió en aviador a principio de siglo, tuvo cinco accidentes, su hermano Próspero murió el 23 de Junio de 1936 en un accidente aéreo en la Patagonia. Además de aviador fue relojero, e Intendente de Comodoro Rivadavia. Cubrió junto a su hermano las rutas del Sur, fundamentalmente entre el tramo de Comodoro Rivadavia con Bahía Blanca, fue un entrañable amigo de Antoine De Saint Exupéry, con él inauguro en 1929 la ruta Bahía Blanca - Comodoro Rivadavia, También muy amigo de Carola Lorenzini y cultivó una muy buena relación con el Mayor Eduardo Olivero de quien se decía que por su temple y coraje era el arquetipo de aviador argentino".


A los 97 años junto a su esposa

Alfredo Agneta

El Teniente Alfredo Salvador Agneta (1887-1914), obtiene en 1913 el récord militar de altura al elevarse en el Palomar a 2.500 metros, en el monoplano Bleriot XI construido en 1909 (Ver Guía Palomar.com N° 5). El 28 de Agosto de ese mismo año llevando como pasajero al mecánico Ambrosio Luis Vicente Taravella, realiza otra hazaña para la época: El raid aéreo El Palomar - San Pedro - Rosario, empleando un avión Rumpler Taube de origen alemán construido en 1910.


Juan de la Cierva


Los hermanos Wright inventaron la máquina voladora, la aeronave de alas fijadas al fuselaje que se llamó aeroplano, y que es el origen de los actuales aviones. Juan de la Cierva inventó una aeronave que en vez de alas fijas tiene un rotor que sustenta el aparato en el aire y además permite dirigir su vuelo.
De la Cierva antes de acabar la carrera de ingeniero se presentó a un concurso convocado en 1918 por el gobierno para proveer a la naciente aviación militar de nada menos que con un bombardero trimotor.. Este fue volado en junio de 1919 con tan poca fortuna que en el segundo vuelo se estrelló.

Impresionado por el accidente empezó a trabajar en el proyecto de una aeronave más segura que en vez de alas fijas tendría alas giratorias -rotor- y que llamaría Autogiro. Después de tres años de trabajo, muchos fracasos y una fortuna invertida, el 17 de enero de 1923, vió como su cuarto prototipo, el C.4, despegaba por vez primera y volaba satisfactoriamente.
Sólo veinte años después de la invención del avión por los hermanos Wright, creaba una nueva forma de volar más segura que abriría el camino al helicóptero, que todavía tardaría dos décadas en ser una realidad. Juan de la Cierva era uno de los pasajeros del vuelo regular de la KLM Londres-Amsterdam el día 9 de diciembre de 1936, en el despegue el DC-2 se estrelló, hallando así la muerte a los 41 años aquel genio que tanto había hecho por la seguridad aérea.