noticias actualidad...
  mayo/junio 2003
La movida de Plaza Plate

Sábado. 22 hs. las calles de Ciudad Jardín se encuentran en calma. Circular por ellas es una experiencia casi solitaria. Dirijo mi auto hacia la Plaza Almirante Plate. Al llegar debo buscar un lugar donde estacionar. La primera sensación es la de llegar a un oasis de luz y movimiento. Las veredas están llenas de mesas y estas, a su vez, de gente.

El clima es cordial. Un grupo de chicos charlan en la esquina norte de la plaza. El sonido inconfundible de una hamaca en movimiento me hace mirar hacia los juegos, un padre hamaca por enésima vez a su hijo. Dos matrimonios cincuentones discuten donde ir; la decisión no es fácil, o la rica pizza de Pizza Plate, o la tradicional cerveza y una noche de buen jazz en el ya mítico Graf Zeppelin. Claro ahora descubren el hermoso Paradero Victoria, ambientado como una estación de ferrocarril. También el “Irlandés” Dublin. Habrá más sábados para poder ir a todos.

Las motos del delivery de Chicken entran y salen. En la otra punta de la plaza, Santo Cielo nos invita con sus costillitas de cerdo a la mostaza. Insisto, las mesas están llenas. Unos amigos me reconocen, me preguntan donde tomar un buen café. El Solar Jam-Bar, les digo y si está el “Tano” o Jorge Szajko hasta podrán bajar a la sala de ensayo y grabación del subsuelo.

Una pareja “descubre” varios locales próximos a inaugurar. El Café de la Plaza parece una buena alternativa. Recorrer el contorno de la plaza bajo las recovas es estimulante. Tengo la sensación de estar en algún lugar de vacaciones. Claro, es sábado, y estoy en Plaza Plate

 

 
 julio/agosto 2003

PLAZA PLATE
el fenómeno "gastro-cultural"

Cuando en 1952 la empresa F.I.N.C.A. comenzó a publicitar la nueva urbanización de Plaza Almirante Plate, muchos imaginaban un porvenir portentoso, por su especial arquitectura y su posición geográfica, pero pocos podían pensar que un día se convertiría en centro de la actividad gastronómica y cultural de Ciudad Jardín.

Hoy las recovas albergan restaurantes, pizzerías y bares, que ofrecen desde empanadas hasta sofisticados platos de alta cocina, pero cada día se suman más actividades culturales. Los jueves en Solar Jam Bar y los viernes en Graf Zeppelin hay shows de música en vivo, jazz, blues, rock, tango.... Los sábados el taller Sobretierra, realiza muestras abiertas gratuitas de tallado, grabado y escultura y los domingos está la feria de artesanías. Pero el fenómeno va más allá.... como si despertara de un largo aletargamiento la cultura se abre camino sobre los escombros de los últimos años.

Músicos de la talla de Bernardo Baraj, Daniel Harari ó Laura Loiácono, suelen frecuentar las veredas de la plaza. Hay ganas de hacer cosas. Desde la sala de ensayo y grabación de Solar, Jorge Szajko, coordina la grabación de varios proyectos con artistas locales, (inclusive su segundo CD acompañado ahora por Patricio Cavanagh en batería y Ariel Passadore en bajo) y de otros lugares que llegan preguntando por Plaza Plate. El proyecto de generar un CD grabado enteramente en los estudios Solar en Plate con nuevos músicos locales y otros consagrados a nivel nacional e internacional como el saxofonista inglés George Haslam que hoy nos visita. El aval y reconocimiento internacional logrado por el Disco Orquesta Salvaje de Jorge Szajko (único disco donde el mismo músico toca todos los instrumentos: violín, violoncello, oboe, saxo, batería, piano y guitarra, editado por Slam Records en Inglaterra, Japón y otros países, permiten esbozar la posibilidad de llegar a comercializar este nuevo CD en forma internacional. A tal efecto se está confeccionando un catálogo con los diferentes músicos que se van integrando al proyecto y que pronto estará publicado en internet. El objetivo es jerarquizar el movimiento cultural que se ha generado en forma espontánea y que trasciende las fronteras locales para hacerse conocer en los barrios aledaños e inclusive la Capital Federal, en forma cooperativa y sin un objetivo primario de lucro comercial. Los equipos e instrumentos musicales se mudan, cuando es necesario de local en local para tocar, divertirse y deleitar a los parroquianos realizando memorables shows como el último de la mítica banda El Reloj y Szajko.

Acercate. Podés participar o simplemente apreciar un poco de arte. Una particularidad más de Ciudad Jardín y su gente.